Y entonces llegó mi ángel (Dori Salmerón)

13.08.2019

SINOPSIS

Ainoa es una joven malagueña que ha sufrido varios reveses. Cansada de la monotonía, decide cambiar de aires cuando recibe la oportunidad de ir a trabajar a Ibiza. Allí descubre un mundo de fiestas, desenfreno y diversión junto a sus nuevas compañeras: Daniela, una cubana extravagante, Corinne, una francesa risueña y Alejandra, la rica del grupo.

Pero no todo es rosa en el paraíso. Unos sucesos inesperados pondrán su vida patas arriba. Conocerá a Adrián, un antipático y prepotente guardia civil que no deja de cruzarse en su camino y que, poco a poco, despertará en ella sensaciones que había olvidado. Para colmo, su mejor amiga tendrá que hacer frente a un cáncer y Ainoa, superada por la situación, comprenderá que la única forma de resolver los problemas es plantándoles cara.

¿Podrá hacerlo? ¿Será capaz de adaptarse al ritmo de vida de la isla?

RESEÑA

Hoy os traigo un libro llamado "Y entonces llegó mi ángel" de Dori Salmerón.

Antes de empezar con la reseña, quiero resaltar una cosa de este libro y es que un 10% de lo recaudado con éste se donará a 'Mójate por la vida' que se dedican a la lucha contra el cáncer infantil. Os animo a colaborar con la causa comprando el libro o haciendo una donación a esta asociación.

En "Y entonces llegó mi ángel" conoceremos un poco la historia de Ainoa, una chica malagueña que no ha pasado una vida fácil. Su padre había fallecido quince años atrás, su madre hacía tres y la única persona a la que le queda es su tía. Además, después de una relación amorosa con Pablo que duró un tiempecito, lo dejaron y después de esto descubrió que él era homosexual. Eso, obviamente, fue un duro golpe para ella, pero el tiempo lo hizo muy buenos amigos.

Veremos como Ainoa tiene una buena vida dentro de lo que cabe pero su cuerpo le pide un cambio de aires. Tanta es su suerte que su jefe la llama para ofrecerle su mismo puesto de trabajo pero en una ciudad diferente y con unas condiciones más que favorables para ella. Tras darle vueltas unas cuantas veces y después de saber que su destino es Ibiza, decide aceptar la oferta e irse.

Cuando llegue a su residencia temporal (un hotel bastante elegante) se siente bastante bien aunque un poco sola. Un día, en la piscina del hotel, ocurrirá una cosa que implicará a la policía y a Ainoa pues deberá testificar lo que ha visto. Ese suceso la llevará a conocer a Adrián. Adrián es un policía bastante prepotente y antipático, a la par que exigente, que pondrá de los nervios a nuestra protagonista.

No sólo veremos lo que ocurre con Adrián, sino que conoceremos también a las amistades que hará Ainoa en su nueva ciudad -Alejandra, Daniela, Corinne...-, algunos problemillas que surgirán, como echará de menos a su gente de Málaga -A su tía, Pablo, Susana...-, etc.

La historia está narrada en tercera persona, con capítulos cortitos y es una lectura amena que me ha permitido leerme este libro en dos viajecitos en tren. Tiene poco más de 220 páginas, así que ya os imagináis lo rápido que se puede leer. Me ha gustado bastante más de lo que pensaba a pesar de que el final...

ALERTA SPOILER
Necesitaba un final feliz, de verdad.


Muchas gracias a Ediciones Arcanas por el ejemplar. ¡Haz click aquí para hacerte con el ejemplar! 

(Es un 3.5)