RESEÑA: Sentir (Mona Kasten)

09.01.2020

SINOPSIS

Sawyer e Isaac no podrían ser más diferentes. Ella es dura, desinhibida y aparentemente despiadada. Él es tímido, torpe y, con sus gafas de nerd y su ropa friki, es un desastre con las chicas.

Desde la muerte de sus padres, Sawyer siempre se las ha tenido que arreglar sola y nunca ha permitido que nadie se acerque a ella. Y nunca se habría fijado en Isaac, pero, cuando una noche unas chicas se burlan de él, Sawyer decide actuar: sin pensárselo dos veces, lo besa delante de todos. El plan parece funcionar tan bien que deciden hacer un trato: Sawyer ayudará a Isaac a deshacerse de su reputación de empollón, convirtiéndolo en un chico malo; a cambio, ella documentará el cambio y lo usará para su proyecto de fotografía.

Pero ese acuerdo, a primera vista inofensivo, lo cambiará todo: Sawyer volverá a sentir su corazón vibrar...


RESEÑA

¿Sabéis? Me gustaría poder elegir qué libro me gusta más de la serie Again. Cuando leí el primero, pensé: qué pasada de libro, estoy segura de que el segundo no será ni la mitad de bueno. Luego vino el segundo, el cual me puso un punto en la boca y me dejó el conflicto de "¿cuál me gusta más?" en el aire. Y ya la he jodido más al leerme "Sentir", el tercero.

Si os digo que me he leído este libro en una sola tarde, que he merendado y cenado con él en las manos, y que estoy redactando esta reseña a las 0:06 de la noche cuando debo despertarme en menos de cinco horas, ¿qué me decís? Espero que os hagáis a la idea de lo que me ha gustado y enganchado este libro.

En la tercera entrega de esta serie conoceremos a Sawyer y a Isaac, que ya los vimos anteriormente en Confiar y Empezar.

Sawyer es la compañera de habitación de Dawn (prota de Confiar). Sawyer conoció a Isaac cuando le dio un par de sedantes (o tranquilizantes, ya no lo recuerdo bien) a su compañera de habitación antes de exponer un trabajo oral junto a Isaac. Ésta no salió muy bien parada, como vimos en el segundo libro. La cosa es que Sawyer, una chica aparentemente dura y pasota, se percatará de lo mal que tratan a Isaac, un chaval formal, tímido e introvertido que viste con camisas, pantalón chino, tirantes y pajarita. Cansada de que se rían de él, harán un trato: Ella ayudará a Isaac a deshacerse de su reputación de friqui empollón, convirtiéndolo en un chico malo; a cambio, ella documentará el cambio y lo usará para su proyecto de fotografía.

Pero cuando dos personas pasan tanto tiempo juntas, nacen confianzas que nunca pensaban que iban a tener y sentimientos que, ella especialmente, nunca hubiese esperado tener por alguien como Isaac.

Realmente, me ha parecido una verdadera pasada. No alagaré más la pluma de Mona Kasten pues ya lo he hecho en dos reseñas anteriores, ya sabéis lo que opino. Ha sido un libro que me ha hecho llorar a mares incluso en momentos que no se buscaba la lágrima, me he reído a carcajada limpia, he sonreído como una idiota en mil momentos tiernos que, a la vez, me han hecho dar un vuelco al corazón...

Un libro maravilloso, sin duda alguna. Como el cuarto libro de la serie sea la mitad de bueno que estos tres primeros, os prometo que empezaré a buscar información legal acerca del matrimonio con libros.

Espero que con esta breve reseña comprendáis lo mucho que me ha gustado este libro.


¡¡PODÉIS HACER CLICK AQUÍ PARA COMPRAR ESTA MARAVILLA DE LIBRO!!

Sígueme en:

INSTAGRAM: @laurasbookcase
TWITTER: @ItsLauCross
WATTPAD: @Lau154
BABELIO: @Lau154