RESEÑA: Bully (Penelope Douglas)

30.11.2020

SINOPSIS

Ha pasado un año desde que Tate sufrió acoso en el instituto... y al final, ha decidido luchar.

Me llamo Tate. Pero él no me llama así. Nunca se referiría a mí de una manera tan informal, eso en el caso de que me dirigiera la palabra. No, casi ni me habla. Aun así, nunca me deja sola.

Hubo un tiempo en que fuimos muy amigos. Luego me dio la espalda e hizo de arruinarme la vida su objetivo. Me han humillado, me han gritado y han murmurado sobre mí durante toda la secundaria. Sus burlas y los rumores se volvieron cada vez más sádicos según iba pasando el tiempo, mientras yo me volvía loca tratando de no cruzarme en su camino. Incluso me fui a Francia durante un año, solo por evitarlo.

Pero ya me he cansado de esconderme y no pienso consentir que me arruine también el último año. Puede que él no haya cambiado, pero yo sí. Ha llegado el momento de luchar.

¡No pienso dejar que vuelva a acosarme nunca más!


OPINIÓN PERSONAL

Hoy no os traigo una nueva lectura sino una relectura. Hoy os hablaré de "Bully" de Penelope Douglas, el cual leí hace ya años, poco después de que se publicara en español. De hecho, *se avecina anécdota* fue la primera reseña que subí al blog aunque a día de hoy ésta eliminada y enterrada. Lo había leído en digital y me había olvidado casi por completo de él. Cuando lo vi en Amazon por solo cinco euros y poco más, decidí que era hora de releer uno de los libros que consideré de mis favoritos del año en que lo leí.

En "Bully" conoceremos a Tate y Jared. Éstos fueron mejores amigos desde que Tate llegó al barrio, pero un verano Jared se fue con su padre y cuando volvió ya no era el mismo. Ya no solo no trataba a Tate igual que antes sino que la despreciaba y le comenzó a hacer la vida imposible en el instituto. Eso no duró un año, sino unos cuantos. Cuando llega el penúltimo año de instituto, Tate decide pasar un año de intercambio con una familia en Francia y cuando vuelve, decidirá que es hora de dejar de achantarse ante las intimidaciones de su ex mejor amigo y decidirá plantarle cara.

Y no os voy a contar más porque aquí odiamos los spoilers.

Ya os aviso que voy a hacer esta reseña como si fuera la primera vez que lo he leído pues prácticamente no me acordaba de nada excepto de la trama en sí.

Antes de nada quiero hablar de los personajes. Tate es una chica muy real, podríamos ser cualquier de nosotras o nosotras, una adolescente común con sus preocupaciones lógicas de los diecisiete/dieciocho años. Es inteligente y bastante avispada aunque a veces es un poco impulsiva y dice cosas de las que suele arrepentirse al momento. Por otro lado, Jared es un chico complicado de entender al menos al principio. No se entiende el comportamiento que tiene con Tate y el odio que desprende, aunque al final se entiende su comportamiento aunque no sea justificado y él mismo lo reconoce. Ha sido un chaval que lo ha pasado francamente mal y enterarme (de nuevo) de lo que sufrió cuando era un niño me encogió el corazón de tal forma que me dejó conmovida bastantes minutos.

Después tenemos a los secundarios aunque no por eso poco importantes. KC, la mejor amiga de Tate, no ha acabado de convencerme del todo, sinceramente. Si lo leéis, me entenderéis. Por otro lado tenemos a Madoc, el mejor amigo de Jared, el cual es un capullo de cuidado y un tío bastante estúpido, pero a medida que el libro avanza, acaba por caerme bien e incluso por hacerme bastante gracia. Tanto KC como Madoc son más que necesarios en esta historia.

La trama de este libro me parece super buena y, además, muy bien construida. No he sentido que hayan quedado cables sueltos, sino que poco a poco se ha ido solucionando todos los pequeños conflictos que se han ido formando o que ya estaban formados anteriormente. Si a la trama le sumamos la increíble pluma de la autora, formamos el combo perfecto. Ésta es sencilla pero a la vez súper bonita y adecuada para una historia de este tipo. Me ha hecho sentir en la historia, ha hecho que me sintiera Tate, me ha hecho odiar a Jared cuando Tate lo hacía... Penelope Douglas me ha hecho empatizar con una historia que no se asemeja absolutamente a nada que yo haya podido sufrir.

Si le tengo que poner un pero sería que veo muy necesario saber el punto de vista de Jared y no solo el de Tate. Sé que hay otro libro llamado "" de la misma autora que es narrado por Jared, donde se descubre el porqué de su comportamiento con Tate, pero creo que "Bully" merecía al menos cinco capítulos narrados por él.

En resumen, es una historia que vale mucho la pena leer. He disfrutado todas y cada una de las páginas, de principio a fin. Es una lectura adictiva, preciosa y conmovedora que me ha durado menos de seis horas y que me alegro infinitamente de haber leído de nuevo.

🛒¡PODÉIS HACER CLICK AQUÍ PARA COMPRAR EL LIBRO!

Sígueme en:

INSTAGRAM: @laurasbookcase
TWITTER: @ItsLauCross
WATTPAD: @Lau154
BABELIO: @Lau154
MAIL: elrincondelau1@gmail.com