Piso para dos (Beth O'Leary)

08.06.2019

SINOPSIS

Tiffy Moore necesita un piso barato, y con urgencia. Leon Twomey trabaja de noche y anda escaso de dinero. Sus amigos piensan que están locos pero es la solución ideal: Leon usa la cama mientras Tiffy está en la oficina durante el día y ella dispone del apartamento el resto del tiempo. Y su modo de comunicarse mediante notas es divertido y parece funcionar de maravilla para resolver las vitales cuestiones de quién se ha acabado la mantequilla y si la tapa del váter debería estar subida o bajada.

Claro que si a eso se añaden exnovios obsesivos, clientes exigentes, hermanos encarcelados por error y, lo más importante, el hecho de que aún no se conocen, Tiffy y Leon están a punto de descubrir que lograr la convivencia perfecta no es fácil. Y que convertirse en amigos puede ser solo el principio...

RESEÑA

El libro que os traigo hoy ha entrado directamente en el TOP 10 de libros que me he leído este año y me atrevo a decir que ha entrado también en el TOP 10 de todos los libros que he leído en mis veinte años de vida. 

Os estoy hablando de "Piso para dos" de Beth O'Leary y... ¡Menudo descubrimiento he hecho con esta mujer!

En este libro veremos la historia de una chica llamada Tiffy. Una chica extrovertida, con un gusto peculiar tanto para la ropa como para... todo en general, trabaja en una editorial y anda un poco escasa de dinero. Y luego está Leon. Trabaja de noche en un hospital como enfermero de cuidados paliativos y totalmente diferente a Tiffy: introvertido, muy suyo y un libro cerrado. 

Tiffy busca piso desesperadamente y, en esa búsqueda, dará con Leon que busca un compañero de piso. Sin siquiera verse en persona y mediante la novia de Leon, harán un acuerdo que consistirá en compartir piso (de una sola habitación, por lo que también compartirán cama) pero no se verán pues él trabaja las horas que ella duerme y viceversa. 

Ambos comenzarán a comunicarse a base de notas Post-it que dejarán pegadas por todo el departamento. Esas notas empezarán siendo simples recordatorios como "el miércoles hay que tirar la basura" o de agradecimientos por haber dejado la comida hecha el uno al otro. Pero estas irán avanzando hasta convertirse en notas más personales. Se convertirán en notas (casi cartas en el caso de Tiffy) que usarán para confesarse pequeñas cosas sobre sí mismos. Tiffy y Leon crearán un vínculo muy bonito sin verse nunca en persona pero no se dan cuenta de la conexión que tienen hasta que tienen su primer encontronazo no planeado. Un poco incómodo y muy divertido. 

Normalmente, en mis reseñas, digo algunas cosas que me han gustado pero es que ME HA GUSTADO TODO. 

Está narrado en tiempo presente y alternando el punto de vista de ambos personajes, cosa que ADORO con todas las letras. Los personajes están muy conseguidos y en ningún momento pierden su esencia. Quiero destacar los personajes secundarios (no tan secundarios) como los amigos de Tiffy, los pacientes del hospital, el hermano de Leon... Todos son muy importantes e imprescindibles en este libro. 

Debo destacar lo bien que la autora a definido los sentimientos de los personajes, en especial los de Tiffy y como los ha hecho evolucionar, poco a poco, a un paso adecuado. Fue todo muy realista y fiel a la vida real. 

También diré, así como dato no muy relevante, que estoy enamorada de Leon y de su sonrisa ladeada. 

Os lo recomiendo totalmente. Es un libro fresco, divertido y con una historia muy bonita, además de unos personajes que enamoran nada más conocerlos. Creo que estás cinco estrellas son las más sinceras que he dado en mucho tiempo a un libro de comedia romántica. 

Muchas gracias a Penguin Random House (megustaleer) por mandarme este maravilloso libro.
¿Quieres hacerte con el libro? ¡Haz click aquí!