3 te odio y un te quiero (Mabel Díaz)

22.06.2019

SINOPSIS

La vida de Natalia es idílica. Tiene una relación con el hombre que ama, un trabajo que le apasiona y se acaba de mudar a la casa de sus sueños. Todo es perfecto... hasta que conoce a su vecino Rubén, un perroflauta que odia a las Barbies como ella. Desde el primer momento en que sus caminos se cruzan, se declaran la guerra, llegando a convertirse en expertos en sacarse de quicio. Sin embargo, cuantas más ganas de pelea tienen, mayor es su atracción y su deseo. Dicen que del odio al amor solo hay un paso y ellos son enemigos declarados... ¿O no? 

RESEÑA

Hoy os traigo un libro que me he acabado de leer hoy mismo y que me ha gustado mucho. "3 te odio y un te quiero" de Mabel Díaz. 

Este libro nos hablará de cuatro amigos, pero dos principales que son Natalia y Rubén. 

Natalia trabaja en una revista como redactora junto con Elena, su mejor amiga. Es una romántica empedernida, con muy buen corazón y muy divertida. Elena es una fiestera con mucha picardía, le guste disfrutar del hoy sin preocuparse mucho del mañana. 

Rubén es un chico que odia a las chicas como Natalia, con un gusto peculiar para vestirse aunque en el fondo es un chico atento, sensible, optimista, pero a pesar de todo eso, alberga un puntillo de dolor después de un tanto de infidelidades y decepciones en el amor. Rubén comparte piso con su amigo Santi, un chico tímido y bondadoso, o eso parece. 

Veremos como Natalia tiene una relación con su jefe, del cual parece estar enamorar hasta las trancas. Ella y Elena decidirán mudarse a un piso nuevo, dónde se encontrarán con Rubén y Santi, sus nuevos vecinos. 

A partir de su mudanza, empezarán los roces entre vecinos. Pero roces de todo tipos. Desde peleas, insultos, gritos, enfados... Hasta besos, pasión y lo que conllevan los besos y la pasión juntos. 

Me ha gustado mucho este libro. Tiene unas conversaciones divertidas, de esas que te hacen soltar carcajadas sanas. En especial las chicas. Desde sus pensamientos hasta las ocurrencias que tienen junto a sus amigas. Pero permitidme decir algo no tan bueno de esta historia y es que algunas peleas (en especial entre Natalia y Rubén) me han parecido algo innecesarias y exageradas. Aunque también debo admitir que si las peleas no fueran tan rebuscadas, no me hubiera enganchado tanto. Todo drama en una novela viene de perlas. 

Ahora veré si hay un spin-off o algo similar para comprármelo y leerlo, porque me ha quedado un sabor amargo al terminarlo. No digo mássss.

Es un libro divertido y ameno, de esos que te demuestran que, en muchas ocasiones, del odio al amor hay sólo un paso (y viceversa).